A ambos lados del charco, sí se puede

Estos días estoy en Quito participando en un máster de formación de colegas ecuatorianos. Cosa que está resultando terriblemente intensa e interesante.

Cómo he hecho otras veces en España, propuse una dinámica inicial con el objetivo de conocer al grupo haciendo aflorar percepciones y creencias personales sobre la educación matemática desde dos puntos de vista, como consumidores de matemáticas y como docentes. Y dicho sea de paso, otro objetivo es ejemplificar cómo generar información in situ a la par que usamos las matemáticas para responder a una necesidad: sintetizar, representar y comprender información que nos atañe y que queremos comprender.

No me sorprende comprobar como, también en este lado del charco, las Matemáticas son consideradas una asignatura importante que a su vez no goza de la mejor reputación. Demasiado a menudo difícil, aburrida y carente de significado.

Aunque me consuelo con el hecho de que también este lado del charco está lleno de docentes preocupados por mejorar los aprendizajes de sus alumnxs.

Sí se puede.